martes, 5 de julio de 2011

CAPITULO 23: UN CAMPEÓN ES SIEMPRE NIÑO EN SU CORAZÓN

Mensaje:
“Al crecer, algunos niños pierden su sensibilidad y su inocencia. Entonces olvidan las experiencias más bellas”
¿Por qué?
Las personas cuando crecen olvidan todo lo que hicieron de niños. Tú puedes seguir siendo un niño en tu corazón, ¿Cómo?: Viviendo con una gran alegría, debemos usar mucho nuestra imaginación  y ser optimistas, pero lo más importante luchar por nuestro ideal. No olvides que Dios ama a los niños.   
PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR:
1. ¿Conoces algún adulto que sea un niño en su corazón? ¿Cómo se comporta?
Bueno, yo creo que las personas que poseen un corazón de niño viven todos los momentos de su vida con mucha alegría, se divierten mucho con sus amigos(as). Se olvidan de todos sus problemas por un momento y viven el momento. Son personas cuyo corazón es optimista y resuelven sus problemas con una gran alegría. Son muy divertidos y te hacen alegrar.
2. ¿Te das cuenta  que  quien tiene corazón de niño sonríe, es optimista y se divierte siempre? ¿Puedes intentar ser así?
A mí me gustaría volver a ser un niño, divertirme mucho y olvidarme de todos mis problemas como era hace años atrás. Saber que tu corazón es de un niño te hará cambiar tu forma de comportarme, serás más feliz y mejoraras mucho tu actitud frente a Dios.  
3. Los niños  de corazón usan mucho su imaginación y luchan por sus ideales. Escribe un cuento original sobre alguien que lucha  que lucha por sus ideales. Usa tu imaginación.
“Lo que me importa es luchar por mi ideal”
Erase un día muy soleado, pepito se levantaba de su cómoda cama, se fue hacia la cocina para desayunar. Se iba muy temprano a su escuela, se iba muy alegre por sabia que se iba a encontrar con sus amigos de la escuela, se divertían mucho por al salir al recreo se divertían mucho jugando futbol.
Los profesores de la escuela  le dejaban muchas tareas, algunas muy complicadas. Pepito a parte que le gustaba divertirse y jugar futbol con sus amigos también le gustaba estudiar mucho. Su meta de Pepito era salir invicto en todos sus cursos de la escuela, el se ponía muy contento cuando sus padres se sentían orgullosos de que su hijo tenga buenas notas.
Entonces cuando Pepito no podía solucionar algún problema difícil de matemática, se preocupaba mucho y no estaba tranquilo hasta acabar su tarea.  Entonces un día Pepito al no poder resolver su tarea se fue a la casa de su profesor para que le pudiera enseñar un poco más, su profesor estaba admirado de que su alumno se esfuerza por obtener buenas notas.   

PRUEBA DE LECTURA:
Tiempo de lectura en minutos y segundos: 8’26 ’’
Convertir los segundos a decimas: 0.43
Divide 1309 palabras de este capítulo entre tu tiempo: 107 palabras por minuto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario